¡Hola a todos y bienvenidos a El Marcapáginas de Hassho! En el post de hoy os voy a hablar de Harry Potter and the Cursed Child, la obra de teatro que llegó hace poco a las librerías españolas.

Harry Potter and the Cursed Child es una obra de teatro que se está interpretando en Londres. El libro es solamente el guión de la obra de teatro, no está escrita como si fuera una novela.

El guión nos lleva al universo de Harry Potter, 19 años después de la Batalla de Hogwarts y nos cuenta la historia de Albus Severus Potter, hijo mediano de Harry Potter y Ginny Weasly.

Puestos ya en situación, os diré lo que opino de esta historia:

Me ha encantado esa sensación se volver a leer algo de Harry Potter. Me recuerda a mi infancia, a esas tardes tumbado en la cama leyendo, esas mañanas despertándome pronto expresamente para leer y a cuando me releía el mismo libro de Harry Potter varias veces hasta que salía el siguiente. Sin embargo, noto que le falta la “esencia” de J.K. Rowling, pues en mi opinión, no eran ellos mismos: Harry no actuaba como Harry, Malfoy no actuaba como Malfoy…

Yo encontré la trama en sí bastante normalita y no encontré esa “magia” de los demás libros de la saga. Es más, me he llevado una decepción. Me esperaba algo espectacular, algo maravilloso, pero lo que me he encontrado estaba muuuuuy por debajo de lo que me esperaba.

Pero ¡ojo!, no digo que la obra sea mala, digo que leyendo solo el guión se te queda un mal sabor de boca (y es mi opinión. Seguramente haya mucha gente a la que le habrá gustado). Con total seguridad la obra sea espectacular, con sus trucos de magia, con explosiones, con gente volando…

En resumen, léelo para reencontrarte con tu yo del pasado, para recordar viejos momentos… , pero no lo leas esperando encontrarte con “el octavo libro”.

Anuncios